imagen-areas-protegidas-argentina

Argentina es una nación pionera en la instauración de parques y reservas nacionales naturales. Inicialmente se estableció el 6 de noviembre de 1903 luego de la donación que hizo Francisco Pascasio Moreno de un extenso y bello territorio a orillas del lago Nahuel Huapi.

En el país, a la agrupación de los espacios naturales, género animal y recursos culturales se lo conoce como Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Sobre éste sistema, tiene la mando de acción la Administración de Parques Nacionales (APN).

Administración de Parques Nacionales (APN)

imagen2-areas-protegidas-argentina

La Administración de Parques Nacionales fue instaurada el 30 de septiembre de 1934 y en jerarquía depende de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo del país. La APN tiene como objetivo la gestión y la verificación de las áreas protegidas. Ellos se comprometen a sostener y proteger las mismas sin más adulteraciones que las indispensables a fin de conservar su control, el interés del turista y aquellas respecto a medidas de seguridad.

La APN posee de apoyo suplente al Cuerpo de Guardaparques Nacionales, constituido por alrededor de 200 personas, que son encargados del cuidado y supervisión de éstas áreas.

Los monumentos naturales y parques nacionales se encuentran bajo disposición pública y jurisdicción del Estado Nacional.

Actualmente posee su sede central en Buenos Aires (aunque no se encuentre allí centralizado) y su organismo está compuesto por un presidente, un vicepresidente (Ambos deben pertenecer a la APN), y cuatro vocales (dos por el Ministerio de Turismo, uno por el Ministerio de Defensa y uno por Ministerio del Interior).

Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP)

imagen3-areas-protegidas-argentina

Las áreas protegidas incluyen Parques y Reservas Nacionales, y Monumentos Naturales ubicados a lo largo y ancho del país.

Aunque la cantidad de áreas protegidas es considerable, el número puede ampliarse ya que existen lugares de mucha importancia natural, o de enorme valoración ecológica nativa, o ambos aspectos a la vez, que aún se merecen estar resguardados.

Dentro encontraremos distintas categorías de conservación:

· Parque Nacional

Se incluyen dentro de ésta categoría todas aquellas áreas a conservar en su estado natural, que sean características de una región fitozoogeográfica, es decir, donde residan comunidades vegetales y población animal. Se buscan que posean gran abundancia en belleza o interés científico. Se encuentra prohibido cualquier tipo de explotación económica a excepción de la vinculación al turismo.

A enero de 2019, se registran en Argentina 35 parques nacionales y es complementado con tres parques más, los cuales son interjurisdiccionales (dos con la provincia de Santa Cruz y uno con Chubut).

· Monumento Natural

Se incluyen zonas, vegetación o especies vivas con importancia trascendental o científico y que posean inclinación artística. A diferencia de los Parques Nacionales, éstos son inalterables. No se pueden realizar en ellos ninguna modificación excepto aquellas con fines de vigilancia y indagación científica previamente autorizadas por la APN.

· Reserva Nacional

Acá se incluyen los espacios para la preservación de sistemas ecológicos que no requiera o admita la categoría de Parque Nacional. Adentro están la invención de áreas de protección aisladas o el sustento de sectores del Parque Nacional contiguo.

· Reserva Natural Estricta

Todos aquellos lugares de jurisdicción nacional que poseen gran valor biológico o considerable comunidad de animales o vegetales nativos. Se le dice estricta, porque está prohibida toda actividad que modifique sus atributos naturales o que vulnere de cualquier índole a la flora o fauna.

La finalidad de una Reserva Natural Estricta es la custodia de la heterogeneidad biológica, es decir, las propiedades fisiográficas de sus contextos, respaldado el cuidado sin cambios.

· Reserva Natural Silvestre

Las Reservas Naturales Silvestres son lugares de gran extensión que se mantienen con pocas alteraciones realizada por humanos. Tiene como objetivo que las posteriores generaciones tengan la posibilidad de conocer lugares libres de modificaciones antrópicas , siendo de interés para el país mostrar los principales ecosistemas de las distintas regiones biogeográficas.

· Reserva Natural Educativa

En ésta condición, como su nombre lo indica, agrupa reservas inherentes asociadas por sus características o por posición cercana a alguna Reserva Naturales Estricta o Silvestre. Buscan brindar la oportunidad de interpretar la naturaleza de forma educativa y instruir los valores innatos al amparo de la diversidad biológica, los paisajes y entornos que han estado exento de perturbación por causa humana dentro de un período prolongado de tiempo.

Las únicas alteraciones permitidas son aquellas necesario para la atención de los visitantes que concurran.

Dentro de ésta categoría se encuentra prohibido cualquier modificación hacia las particularidades naturales o que estropeen a sus ingredientes de flora y fauna, a exclusión de aquellas inevitables a objeto de mantenimiento y seguridad.

· Área Marina Protegida (AMP)

Aplica a toda la zona oceánica perteneciente a la Argentina y que solicite una protección.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *