En el artículo anterior hablamos de las principales costumbres de Argentina y sus tradiciones, y ahora vamos a continuar desarrollando sobre los juegos populares para niños en el país.

Juegos tradicionales de Argentina para niños

Juegos tradicionales de Argentina

Si bien debido al incremento en el uso de nuevas tecnologías disminuyó la costumbre de jugar en la vereda o en cualquier espacio al aire libre con amigos, familiares o compañeros, en Cultura de Argentina queremos aportar nuestro granito de arena con éstos juegos populares, que seguro te traerán al algún recuerdo, posibilidad de recuperar ésta costumbre o compartir con tu familia.

Antes que nada, debemos recordar que..

Los juegos son alegres, fáciles y para todas las edades

Además de ésto, sirve para impulsar el desarrollo de los sentidos como el del compañerismo, fomentar su desarrollo y crecimiento saludable. A los peques les divierte jugar y pasar tiempo con sus amigos siempre que existe la oportunidad. Por eso, expondremos algunas actividades y juegos tradicionales que a pesar de tener su buena cantidad de años, son súper divertidos.

La rayuela Argentina

La Rayuela

Es un juego conocido mundialmente y que según el país se lo llama distinto, pero en Argentina lo conocemos como “La Rayuela”. Hay diversas formas de dibujarlo en el suelo aunque la más común es realizarlo con una tiza blanca. El dibujo es muy variado, aunque el más sencillo trata de pintar cuadrados más o menos de la misma medida y se enumeran del uno al diez. Luego se puede ir aumentando su complejidad en la manera que están ubicado los cuadrados.

También se suele dibujar por arriba del 10, un circulo llamado Cielo y por debajo del 1, otro llamado Tierra.

La mecánica del juego comienza por turnos, donde el participante empuja con la punta de la zapatilla, aunque también puede ser con la mano, una piedrita y luego deberá ir saltando con una sola pierna por cada número hasta llegar donde cayó la piedra, y así sucesivamente.

Aunque pueda parecer fácil, se requiere adquirir habilidad para no calcularle mal y que salgan del dibujo. Si la piedra no queda dentro de alguno de los cuadrados, el participante pierde su turno.

El ganador es quien llegue primero al número 10.

Las escondidas Argentina

Escondidas

Popular juego argentino el cual consiste en que un jugador debe contar hasta cierto número (aplicado por los demás integrantes del juego o multiplicando 10 x el numero de participantes dando la cantidad de segundos a contar), mientras los demás se esconden y una vez que finaliza empieza su búsqueda. Se recomienda jugarlo en áreas grandes o con potenciales lugares para ocultarse como una casa grande, un jardín o un parque.

Algunas de las principales reglas del juego son:

El jugador que cuenta, no debe intentar ver sin haber llegado a pactado número, sino contará dos veces. El primero en ser encontrado será el que pierda y tome el rol de búsqueda. El juego finaliza cuando se hayan capturado todos los participantes.

Cuando un jugador es descubierto, comienza una carrera hacia donde haya contado el jugador: Si llega primero quien estaba escondido, se salva. Sino, pierde.

Si lo anterior mencionado pasa con el último jugador oculto, existen dos posibilidades si éste llega primero de quien contaba: Salvarse él o salvar a todos los que perdieron, reiniciando el juego con el jugador que ya contó en el mismo rol.

Saltar la soga Argentina

Saltar la soga

Para jugarlo se debe tener una soga más o menos larga. La forma de jugarlo puede ser individual o en grupo de 3 o 4 integrantes, donde dos de ellos sostienen los extremos de la soga y dan vueltas, mientras que el otro u otros entran al juego por un extremo, saltan por encima y bajo ella, y salen por el otro lado luego de cierto tiempo, pasando a continuación el próximo participante. Esa cantidad de tiempo, suele ser lo que dure alguna canción o letra que digan los de afuera, acompañado del movimiento de los que están saltando.

Si el jugador toca la cuerda queda descalificado.

Al don Pirulero Argentina

Anton Pirulero o Al Don Pirulero

“Al Don, al Don, al Don Pirulero, cada cuál, cada cuál atiende su juego y el que no, una prenda tendrá”.

Éste popular canto que en Argentina conocemos como “Al Don Pirulero”, en realidad nos deja una incógnita en cuánto a su historia y en donde posiblemente generación tras generación se haya cantado mal. Si bien no existe conclusión sobre su origen, después de cierta investigación descubrimos dos misteriosas fuentes.

Algunos dicen que el origen nos retorna al siglo XVII en Granada, localidad de España, donde “Antón Pirulero” asesinó a su mujer con “20 puñales y un alfiler” para después no solo descuartizarla, sino también molerla bajo una pesada rueda de un molino de viento. Los que sostienen ésta historia, dicen que terminó en una canción infantil para “suavizar” el desgarrador suceso y que en realidad las letras eran varias : “Antón Pirulero, mató a su mujer, la metió en un saco, y la mandó a moler” / “Antón, Antón, Antón Pirulero, mató a su mujer, la hizo pedazos, la saco a vender, por cuatro dineros. La gente decía, ¡Oh! que buen carnicero, y era la mujer, de Antón Pirulero” .

Por otro lado, existe la segunda teoría que afirma tratarse de un personaje francés llamado “Antoine Piruliere” cuya traducción castellanizada lo convirtió en “Antón Pirulero”.

Apartándonos de lo que es la historia, hablemos del modo de juego:

Se juega con las distintas partes del juego y lo ideal es contar con un mínimo de 4 participantes. Cada uno de ellos deberá elegir un instrumento imaginario distinto y hacer como si lo tocara, mientras uno hace el papel de Pirulero. Al comenzar el juego, cada uno toca su instrumento mientras Pirulero canta la respectiva canción y con su puño cerrado de la mano derecha se da suavemente golpecitos en su pera.

Cuando “Antón” lo desee, para de golpearse en la pera y continuadamente, sin dejar de cantar, comienza a tocar el instrumento que está tocando otro de los participantes. El jugador que estaba tocando ese instrumento, tiene que empezar a hacer el papel de “Pirulero” y comenzar a darse golpecitos suaves en el mentón.

Si no lo hace o se equivoca al hacer el cambio, pierde y deberá cumplir una prenda, como por ejemplo saludar a la primer persona que pase, bailar o cantar, cuando todos sean eliminados.

Las bolitas canicas Argentina

El juego de las bolitas o conocidas por los demás como las canicas

Las bolitas eran de distintos colores y regularmente de vidrio aunque también lo había de cerámica y aún de barro. De tamaño nos encontrábamos con diversas variedades como las más pequeñas Piojos o pininas, las medianas que podían ser subdividirse más como “las lecheritas”, generalmente azul y blanca, o las chinas o japonesas que eran translúcidas, y las más grandes como bolones.

Para jugarlo se necesita un hoyo y luego se limita a cinco metros una linea de lanzamiento.

Atrás de la línea los jugadores tirarán sus bolitas apuntando al hoyo y el que más próximo está de la línea será el primero y así repetidamente.

El objetivo del juego de las bolitas es ganarle canicas a los contrincantes.

Con el pulgar tenés que meter la bolita para después empezar a apuntar a las bolitas de tus oponentes y así quedarte de ellas.

El juego de la silla Argentina

Las sillas musicales o el juego de la silla

El juego de la silla consiste en ubicar sillas en una habitación, respaldo con respaldo. La cantidad de sillas que se pongan será proporcional a la cantidad de participantes menos uno, es decir, siempre deben haber menos.

Generalmente se coloca una música de fondo, mientras los jugadores se mueven en ronda bailando alrededor de las sillas. De golpe, se detiene el sonido y los participantes deben ocupar una silla inmediatamente.

De ésta manera, el participante que quedó sin poder sentarse queda descalificado. Se quita otra silla y se continúa el juego hasta que gane uno.

TaTeTí Argentina

TaTeTi o tres líneas

Llamado típicamente por los argentinos como Ta Te Ti, es un juego de a dos personas, que usando un marcador de 3×3 (nueve espacios) como se ve en la imagen, marcan espacio por espacio (una vez cada uno) círculo uno y X otro, con el objetivo de realizar una línea recta (ya sea vertical o horizontal) o diagonal con su símbolo.

Cada participante coloca su símbolo una vez por turno y no puede marcar sobre un espacio ya ocupado.

Cuando se complete y ya no queden lugares, se finaliza la partida, pudiendo finalizar con un ganador o quizá empate, que suele ser lo más común luego que se descubre una estrategia imbatible.

Ladron y policia Argentina

Ladrón y policía

Es un juego de persecución donde deben ser mínimo cuatro integrantes, y como máximo los que se deseen, y éstos están divididos en dos diferentes agrupaciones. Por un lado los policías y por el otro los ladrones o los cacos.

Se instaura un lugar de referencia como la cárcel. Los ladrones corren y es ahí donde los llevan cuando son alcanzados por algún policía.

Si un ladrón libre llega hasta la cárcel y toca a uno de sus compañeros, automáticamente lo salva quedando nuevamente en libertad.

El juego finaliza en el momento que todos los ladrones estén en la cárcel.

Yoyó juego tradicional de Argentina

El yoyó

Consiste en un juguete de dos discos de madera con una ranura profunda en el centro de todo el borde donde se enrolla un cordón al dedo. El funcionamiento es sencillo, se lo hace bajar y subir repetidamente a través de sacudidas con un poco de fuerza en esas direcciones.

Lo interesante además, es que se pueden aprender infinidad de trucos o acrobacias en la forma que se sube y baja el yoyó. Las clásicos trucos de hacer redondeles desde adentro hacia fuera, realizar un columpio con el cordón y desplazarlo en todas direcciones… el yoyó tiene mil posibilidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *